II. CUANDO TODO FALLA Y ROBAN LA BICI, ¿QUÉ HACER?.

Las bicis robadas son sacadas del país en pocos días para ser vendidas o se venden en España a través de webs de anuncios clasificados (Wallapop, Vibbo/segundamano, milanuncios), mercadillos, chatarrerías o tiendas de segunda mano. Por ejemplo, un compañero courier encontró la bicicleta robada, el día anterior, en el escaparate de la tienda Real Cash en calle Bravo Murillo, n.º 240; y otro compañero la encontró a la venta en la web segundamano.

Lo primero que tenemos que hacer en caso de robo, es denunciarlo a la Policía Nacional en alguna de las oficinas de denuncias y atención al ciudadano (O.D.A.C). En la denuncia se hace una descripción detallada de cómo ocurrió el suceso (descripción del lugar donde te fue sustraída, día y hora del robo, etc) y de tu bicicleta (número de serie/bastidor, marca, modelo, color y otros detalles específicos que puedan ayudar a la identificación de la misma). Lleva a la comisaría todos los medios de prueba de ser el propietario de la bici (fotos de la bicicleta y del lugar donde se produjo el hurto, la factura de compra, biciregistro...). Si la bicicleta está Bici-Registrada, deberá indicar en la denuncia el número de Bici-Registro.

Marca en la página web www.biciregistro.es que te ha desaparecido pinchado en el “antifaz”. Esta web tiene un listado de bicicletas desaparecidas de acceso público.

Utiliza las redes sociales (grupos whatsapp, telegram, facebook, twitter...) y resto de redes sociales para difundir el robo con la foto de la bicicleta.  Un repartidor encontró su bicicleta porque la vio en un escaparate otro compañero que paseaba por la calle y había visto la foto en el grupo de whatsapp.

Hay que recorrer las tiendas de segunda mano en busca de tu bici (Cash Converters, Real Cash, Recycling Madrid…). A continuación tienes un mapa del lugar donde se han robado bicicletas de compañeros de reparto y también están algunas tiendas de segunda mano de Madrid (PINCHA AQUÍ). Las tiendas de segundamano deben informar a las autoridades de los artículos que despachan, y, además, se quedan con los datos del vendedor.

Si la encuentras en una tienda de segunda mano, sigue los siguientes pasos:

1º No entrar en la tienda de mala manera, entra para reserva la bicicleta, como si fueras a comprarla, así evitas que la compre otra persona;

2º Sal a la calle y llamas al número de la policía 091, lleva la denuncia contigo, pide que vaya una patrulla a la tienda para que hablen con el encargado.

Otra vía de búsqueda es internet, eBay, Mil Anuncios, Loquo, Segunda Mano-VIBBO, wallapop. A la hora de buscar en estas páginas web, ten en cuenta lo siguiente:

1º La foto que pueden poner no tiene porque ser la de tu bici robada, sería algo estúpido, se suele poner una foto que buscan por internet que se le parezca. A veces, ponen la foto de la bicicleta robada, pero le han cambiado varios elementos de la bici (pedales, sillín, cubiertas) sobre todo si estos elementos son de calidad y los pueden vender sueltos, los cambian por otros más baratos.

2º En cuanto sospeches de algún anuncio, copia el teléfono con el ratón en el portapapeles y ponlo en el buscador google, en particular en la opción de imágenes, tal vez aparezcan más anuncios de bicicletas a la venta con ese número de teléfono que te indiquen que estamos ante un potencial caco.

3º En cuanto tengas sospechas de un anuncio, escríbele para comunicarte con el vendedor, con un email que te puedes crear con una identidad ficticia. Intenta que te mande más fotos de la bici y quedar con él.

4º Hay que tener un plan cuando quedes con un posible bici-caco. La primera solución es tomarse la "justicia por tu cuenta", concertar una cita solo o con amigos, comprobar que es tu bicicleta "in situ", amenazar al ladrón y llevarse la bici. Esta solución tiene el riesgo de que acabes detenido por la policía, como pasó 25/01/2017, en Valencia, donde un hombre de 37 años fue detenido por "intimidar" al ladrón que le había robado la bicicleta para recuperarla por delito de "realización arbitraria del propio derecho" (artículo 455 Código Penal). Recuerda que normalmente la persona con la que quedes te dirá que el compró la bicicleta previamente y no es el ladrón. Otra solución es quedar con el vendedor de la bici robada para confirmar que es la tuya, y concertar una segunda cita acompañado de la Policía.

Algunas bicicletas acaban en los Depósitos de Vehículos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras ser retiradas de la vía pública por distintos motivos: accidentes, robos, embargos, abandonos, etc.. La Policía cuando encuentra una bicicleta introduce los siguientes datos en sus sistema informático: datos generales de la bicicleta localizada, número de expediente número de bastidor - si es visible – y lugar donde se encontró, así como la información sobre el depósito en el que se encuentra actualmente y fotografías de la bicicleta.

Contacta con tu aseguradora si tienes una póliza que cubre los robos. Guardar la factura de cuando compraste la bicicleta, ayudará en la gestión con la compañía aseguradora. Te solicitarán la denuncia que has puesto en dependencias policiales.