SELF-MECHANICAL.

"El que de ida ensucia, a la vuelta limpia".

La atmósfera urbana ensucia y desajusta los componentes móviles de tu bicicleta.

Una buena limpieza reduce reparaciones y alarga la vida de componentes. El tiempo que dediques a limpiar te sirve para revisar la bici, desgaste de componentes, apretar tornillos, comprobar altura de sillín, detectar holguras del eje pedalier o de la cadena, ajustar frenos y cambios...

Una vez lavada y secada la bicicleta, hay que lubricar la cadena, desviadores del cambio y resto de componentes móviles para suavizar la fricción, proteger de la oxidación, del desgaste prematuro y eliminar ruidos.

A continuación, una explicación sobre limpieza y lubricación, enriquecida con vídeos y galería de fotos.

Los utensilios que necesitas son:

  • 2 pares de guantes de latex para no ensuciar las manos.
  • Agua, detergente, cepillo de cerdas suaves o esponja para enjabonar (si vas a un lavadero de coche no necesitas).
  • Desengrasante biodegrable (se recomienda una pequeña brocha para extenderlo).
  • Trapos de algodón y papel de cocina para secar.
  • Cepillo de cerchas duras para piñones y platos (por ejemplo uno específico de piñones) y cepillo de dientes para la cadena.
  • Lubricante.
  • Alcohol (isopropilico) o un bote de limpiador de pista de frenado de la llanta y disco de frenos.
  • Si tienes frenos de disco: 2 bolsas para tapar frenos disco mi y papel de lija para limpiar pastillas.
  • Lleva estos utensilios en una bolsa de plástico para evitar manchar la mochila.
  • Lleva el kit de herramientas para realizar mantenimiento (llaves allen, destornillador, tenazas, medidor holgura cadena).

Galería de fotos:

ozio_gallery_nano
Ozio Gallery made with ❤ by turismo.eu/fuerteventura


I. LIMPIEZA DE LA BICICLETA.

PASO 1º. DESENGRASANTE PRE-LAVADO (con agua) LAVADO (con agua y jabón) ACLARADO (con agua).

Pon la cadena sobre el plato grande y el piñón mediano para facilitar su lavado. Intenta que las bielas puedan girar libremente durante el lavado. Empieza echando el desengrasante por la cadena, gira con una mano la biela hacia atrás a la vez que con la otra mano vas echando el desengrasante a la cadena cuando pasa por el casete de piñones. Intenta evitar que entre el desengrasante dentro del núcleo de los piñones. También echa desengrasante por los platos, el cambio trasero y el desviador delantero. Deja actuar un par de minutos (VER VÍDEO).

A continuación, coloca la bici de forma que no se caiga al recibir el manguerazo de agua y que te permita mover la para lavar por ambas caras. Por ejemplo extendida sobre el suelo del lavadero. El pre-lavado sirve para quitar la suciedad más gorda, luego lavar con agua y jabón, y acabar aclarando con agua osmotizada para no dejar manchas y secar más rápidamente (el que tienen los lavaderos de coches).

NOTA: El agua a presión no es recomendable, algunos componentes de la bici llevan en su interior grasa sólida y se puede filtrar el agua al interior mezclándose con la grasa, provocando la oxidación y el desgaste de los componentes. Solo los neumáticos y la pista de frenado de la llanta requieren agua a presión. También la puedes utilizar para quitar la suciedad de la cadena, piñones y platos, pero en estos casos con mucho cuidado de tocar componentes móviles. Si la usas con otros componentes guarda distancia de 1 metro entre la bicicleta y la pértiga de la manguera.

OJO: Si utilizas frenos de disco, evita por todos los medios que les caiga, tanto al disco como a las pastillas, cualquier producto químico (aceites, ceras, desengrasantes, jabones…). Tapa con una bolsa de plástico este componente. Los puedes limpiar con agua o alcohol isopropílico y, en caso de que tengan suciedad, trapo limpio o cepillo.

PASO 2º. SECADO.

Empieza dando unos botes a la bici para que caiga el agua residual al suelo. Luego ponte los guantes de latex para no mancharte. Seca con los paños de tela las partes que menos se ensucian (sillín, parte superior del cuadro, el portabultos/rack...). Continúa secando con paños de tela o papel de cocina las partes que acumulan más suciedad (llanta, parte inferior del cuadro, frenos y neumáticos). Deja para el final los piñones, platos, resto del sistema de transmisión y cadena. 

Tal vez en algún momento del secado veas que ha quedado suciedad incrustada, usa el bote de alcohol para humedecer y frotar hasta quitar la suciedad. Luego sigues secando.

Seca bien antes de lubricar. Nunca dejes secar la cadena al sol ya que se oxidaría.

CASO ESPECIAL: LIMPIAR LA PISTA DE FRENADO

La pista de frenado de las llantas es una zona donde en días de fuerte lluvia se forma una pasta viscosa y se pierde eficacia en la frenada. Hay un truco para eliminar esta problemática, utilizar una goma abrasiva (Ej: goma de colegio con punta azul dura para borrar bolígrafo). Echa un chorro de alcohol/agua para limpiar la suciedad de la pista de frenado, seca con papel de cocina y luego pasa la goma abrasiva por la pista  (VER VÍDEO).


II. LUBRICACIÓN.

NOTA SOBRE LUBRICANTES:

Existe una distinción entre lubricantes húmedos (Wet) o secos (Dry)Los primeros son más viscosos pensados para invierno donde los días lluviosos necesitan de un aceite denso que se agarre a la cadena aunque atraen bastante la porquería. Los lubricantes secos (Dry) son más líquidos penetran muy bien en la cadena y se secan, por lo cual, no atraen la suciedad, pero la cadena dura menos lubricada.

Lubricante

En los cables, roldanas y desviadores de la transmisión un lubricante húmedo es perfecto. Para la cadena se recomienda un lubricante seco (Dry), si contiene partículas de cerámica mejor!, estas particulas suavizan la fricción de la cadena con los piñones y platos.

Finalmente sobre lubricantes, mencionar la grasa de litio que se utiliza para la tornillería, los rodamientos de bolas o rodillos, eje del pedalier, cierres rápidos, juego de dirección, zona de contacto de la tija del sillín con el cuadro, centro de los bujes y, en general, aquellas zonas de contacto metal con metal.

 

La lubricación hay que hacerla en de todas las partes móviles de la bicicleta (VER VÍDEO).

NOTA: En bicicletas con cableado inferior, engrasa la guía de los cables de la caja del pedalier, para que deslicen suavemente por ella. Esta pieza, generalmente de plástico, sustitúyela cada cierto tiempo, ya que con la fricción del cable acaban formándose surcos.

OJO: Si utilizas frenos de disco, evita por todos los medios que les caiga, tanto al disco como a las pastillas, cualquier producto químico (aceites, ceras, desengrasantes, jabones…). Tapa con una bolsa de plástico este componente.

CASO ESPECIAL: LUBRICAR LA CADENA.

Lubrica la cadena tiene como objetivos: (i) Asegurar el máximo rendimiento en la transmisión de la potencia del pedaleo, (ii) Facilitar la transición entre piñones y platos a la hora de cambiar, (iii) Prevenir la degradación prematura de la cadena, protegiéndola de agentes externos. OJO: No lubriques los platos ni los piñones, solo la cadena.

Antes de lubricar hay que limpiar bien la cadena, se recomienda dar le una limpieza final con el cepillo de dientes.

Gira con una mano la biela hacia atrás a la vez que con la otra mano vas echando gotitas de lubricante eslabón a eslabón. Lubrica solo los puntos de contacto del eslabón (los rodillos). Limpia el lateral exterior de los eslabones para no manchar los pantalones.

OJO: No lubriques los platos (coronas), ni los piñones, solo la cadena.

El siguiente vídeo explica muy bien la lubricación: