#ciclo_mensajer@s, #autónomos, #hacienda, #IRPF

Una de las dudas del papeleo con la Hacienda de un ciclo_mensajer@ autónomo es:

 ¿QUÉ GASTOS DE MI ACTIVIDAD ECONÓMICA PUEDO DEDUCIR EN EL IRPF?

Los autónomos quieren deducir todos sus gastos, los particulares y los derivados de su negocio, con el objetivo de no pagar nada a la Hacienda, o pagar lo mínimo posible en las declaraciones trimestrales de pagos fraccionados y en la declaración anual de la Renta.

Pero este proceder conlleva un riesgo: la inspección de Hacienda tiene 4 años para revisar las declaraciones, quitar los gastos, obligar a pagar la cuantía no ingresada y poner una sanción de al menos el 50% de lo dejado de ingresar, más intereses de demora que en 2017 eran del 3,75% al año.

Este artículo ayuda a decidir que gastos son deducibles en los pagos fraccionados (modelo 130) y en la declaración de la Renta (modelo 100). Se indican los requisitos generales de deducibilidad, las categorías de gastos a declarar en Renta, y se analizan unos casos habituales de gastos que tiene un ciclo_mensajer@ en estimación directa simplificada (epígrafe IAE 8495).


REQUISITOS GENERALES.

Todo gasto para ser deducible en las declaraciones de pagos fraccionados y de la Renta (IRPF) tiene que cumplir los 4 requisitos siguientes:

CORRELACIÓN DE INGRESOS Y GASTOS

Acreditar que el gasto se ha ocasionado en el ejercicio de la actividad y que es necesario para la obtención de los ingresos. No son deducibles gastos ocasionados en el ámbito particular que son meros supuestos de aplicación de la renta al consumo.

No será fiscalmente deducible el gasto cuando no exista esa vinculación (ingreso implica gasto). Además, Hacienda en una eventual comprobación pedirá pruebas que justifiquen la necesidad de aquellos gastos cuya vinculación a la actividad económica no sean evidentes, a falta de prueba suficiente o argumentos basados en criterios lógicos, objetivos y prudentes, los quitará de las declaraciones presentadas.

En la valoración de esta vinculación debe tenerse en cuenta el importe del gasto. Aquellos que sean excesivos o desmesurados, respecto de los que, con arreglo a los usos y costumbres, se consideran gastos normales, Hacienda podrá decidir que no son deducibles.

AFECTACIÓN DE LOS BIENES A LA ACTIVIDAD

La afectación de los bienes al ejercicio de una actividad supone que el precio de compra y los gastos de mantenimiento, reparación y en general los gastos de utilización del bien son deducibles.

Para considerar afecto un bien a la actividad deben cumplirse las siguientes condiciones:

Primera: los bienes deben ser necesarios para el desarrollo de la actividad económica.

Segunda: la utilización de los bienes debe ser exclusiva para los fines de la actividad económica. 

Hay excepciones a este requisito de utilización exclusiva:

a.) Se permite la posibilidad de considerar afectos parcialmente una parte de un bien, siempre que la parte del mismo que realmente es utilizada en la actividad permite un aprovechamiento separado e independiente del resto de partes no utilizadas en la actividad. Por tanto, no puede considerarse parcialmente afectos bienes indivisibles.

b) Aunque no se permite considerar afectos bienes que atienden necesidades privadas, se permitirá considerar el bien afecto si son instrumentos de trabajo utilizados por un período de tiempo superior a un año y el uso particular es “accesorio y notoriamente irrelevante”.

Hacienda señala que es "accesorio y notoriamente irrelevante" un uso privado en días u horas inhábiles durante los cuales se interrumpe el ejercicio de la actividad económica. No obstante, excluye de accesorio e irrelevante, los bienes de esparcimiento o recreo.

En caso de automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores, motocicletas, aeronaves o embarcaciones deportivas o de recreo, Hacienda es más exigente, y pide una utilización exclusiva a la actividad económica, salvo que sean vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías, que pueden considerarse afectos si el uso particular es accesorio y notoriamente irrelevante. También cabe un uso particular accesorio e irrelevante si estos medios de transporte son destinados a los desplazamientos de representantes o agentes comerciales, a servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación, a servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación, o son destinados a la cesión de uso con habitualidad y onerosidad.

Tercera: la titularidad de los bienes debe pertenecer al autónom@. En caso de matrimonio, cabe que la titularidad común a ambos cónyuges. Si un bien no es de titularidad del autónom@, o de él y su cónyuge, no se podrá considerar afecto a la actividad económica. No obstante, los bienes alquilados o cedidos, por tanto, que no son de titularidad del autónom@, cuando su utilización genera unos gastos necesarios para la actividad económica (pagos de alquiler, reparaciones...), se podrán deducir partiendo del requisito de correlación de ingresos y gastos. En todo caso, la utilización del bien alquilado debe ser exclusiva para la actividad económica, salvo que sea un instrumento de trabajo utilizado por un período de tiempo superior a un año, que permite un uso particular “accesorio y notoriamente irrelevante” (con las excepciones indicadas en el punto segundo para automóviles, motocicletas, y ciclomotores).

Cuarta: la titularidad de los bienes de utilización plurianual debe figurar en la contabilidad (Libro-Registro de Bienes de Inversión). Por eso, debes llevar un registro (Ej: hoja de cálculo) con una lista de los bienes afectos que son utilizados de por un período de tiempo superior a un año como instrumentos de trabajo o medios de explotación. En este registro se debe indicar para cada uno de los bienes de inversión: el valor de adquisición, la fecha de adquisición, la cuota anual de amortización, y fecha de baja.

Quinta: Las condiciones anteriores deben ser probadas por el autónom@ en caso de que te requiera para ello la Hacienda Pública. No vale decirle al inspector de hacienda que son bienes afectos, hay que demostrar de forma convincente con documentos, salvo que sea evidente para cualquier persona que dichos bienes son propios de la actividad económica.

JUSTIFICACIÓN DOCUMENTAL

Es necesario que el gasto en el IRPF se pueda probar por algún medio que que acredite: (1º) ¿quién ha soportado el gasto? el autónomo; y (2º) ¿en qué consiste el gasto? descripción del tipo de un gasto necesario para realizar la actividad económica.

Lo mejor es pedir factura completa en todas las compras que vayas a deducirte. Estas facturas completas tienen que llevar el nombre, apellidos, NIF y domicilio del autónom@, tienen que describir claramente lo que se está comprando, y deben contener de forma separada el tipo impositivo de IVA y la cuota de IVA.

Realizar el pago de los gastos con cargo a la cuenta bancaria del autónom@, mediante transferencia, tarjeta bancaria, pago con móvil, permitirá probar quién ha soportado el gasto deducible. Registrar los turnos de trabajo de reparto en bicicleta con aplicaciones del móvil tipo "Strava" o "Google Fit", permitirá probar los días y horas trabajadas, el número de kilómetros y los lugares de trabajo. Esto te vendrá bien para justificar el gasto de alimentación en restaurantes y bares, el uso de la bicicleta para el trabajo y su uso privado de forma accesoria y notoriamente irrelevante.

Recuerda que es muy probable que un inspector de hacienda rechace todo justificante que no sea una factura completa.

ANOTACIÓN EN LOS LIBROS-REGISTRO

El autónomo está obligado a llevar un registro de sus facturas de ingresos y gastos, también de sus bienes de inversión afectos a la actividad económica. Se llevan en una Hoja de cálculo tipo Excel. Es mejor que lleves el registro de ingresos y gastos mes a mes, o trimestralmente justo antes de hacer las autoliquidaciones, te facilitará cubrir los modelos que hay que presentar en Hacienda y, en caso de una inspección de hacienda, te van a pedir las hojas de cálculo con el registro de las facturas de ingresos y gastos. Existen un formato obligatorio, no vale que hagas el registro a tu manera, descarga aquí un modelo borrador de Libro-Registro.

 

Finalmente, aclarar dos cosas sobre la deducibilidad del gasto:

  1. Es deducible en la declaración de la Renta (y en los pagos fraccionados) el precio de compra sin incluir el IVA. La cuota de IVA la deduces en la declaración del impuesto sobre el valor añadido (modelo 303).
  2. Si los bienes comprados, por su naturaleza y función, están normalmente destinados a ser utilizados por un período de tiempo superior a un año como instrumentos de trabajo o medios de explotación, entonces, solo podrás deducir cada año un porcentaje del precio de compra. Es decir, la deducibilidad al 100% se alcanza en varios años (ver explicación de “amortizaciones” en el apartado de "clases de gastos deducibles").

CLASES DE GASTOS DEDUCIBLES (declaración de la renta)

A continuación, se indican las distintas partidas en que deben ser agrupados los gastos típicos de un ciclo_mensajer@ (epígrafe IAE 8495 - estimación directa simplificada) en la declaración de la Renta (modelo 100 Autoliquidación IRPF).

Son los gastos de compras de componentes, accesorios y utensilios (parches, cámaras y cubiertas para la rueda, cables y pastillas de freno, luces, cadena de transmisión, cinta manillar, timbre, mascarilla anticontaminación…).

la compra de ropa, sea deportiva o no, no te la van a dejar deducir.

Teniendo en cuenta que el trabajo de ciclo_mensajer@ funciona con la fuerza física de nuestros músculos ejercida sobre los pedales y sistema de transmisión de la bicicleta, se puede incluir en esta partida los pagos de la manutención (comer/beber) en establecimientos de restauración y hostelería cumpliendo los requisitos legales (ver apartado de casos particulares).

Cuando hagas la declaración de la Renta marca como criterio de imputación temporal de ingresos y gastos el momento del cobro y pago [un visto en la casilla 104-página 6 -Renta Web 2017]. En caso de no indicarse, solo te podrías deducir el gasto de bienes consumidos o vendidos durante el año. Los comprados que al final del año todavía no están consumidos o vendidos o dado de baja, no serían deducibles porque se entienden que son existencias finales en tu inventario.

Un ciclo_mensajer@ no incluye nada en esta partida de la declaración de la Renta. Salvo que tengas contratado a empleados para trabajar por ti.

Son las cuotas de la Seguridad Social que pagas efectivamente como autónomo (RETA).

No se incluye nada.

Si eres un ciclo_mensajer@ que usa un servicio de alquiler de bicicletas, incluye las cuotas de alquiler pagadas (sin incluir el IVA). Cabría deducirse parte del pago de la renta de alquiler de la vivienda que has declarado como afecta a la actividad económica. Lee las matizaciones que se indican en el apartado de casos particulares: "vivienda habitual" y "bicicleta y otros medios de transporte".

Son los gastos por llevar la bicicleta a reparar al taller (recuerda pedir factura!).

Es importante tener claro que las mejoras que hagas a la bicicleta como añadir portabultos, cambiar manillar, nuevas ruedas..., NO SON gasto por reparaciones ni conservación. Son mejoras (inversión) que deben ser deducidas de acuerdo con lo indicado en la partida de “amortizaciones”-casilla 0120.

En esta partida se incluyen, por ejemplo, los pagos que se hacen a un abogado para gestionar las indemnizaciones por daños y perjuicios en accidentes de tráfico ocurridos durante tu trabajo. Si has contratado un gestor que te haga las declaraciones se incluye en esta partida los honorarios pagados. También los pagos a masajistas y fisioterapeutas para que te mantengan en condiciones saludables para pedalear diariamente por la jungla de asfalto.

 Cuando digo pagos, me refiero sin incluir las cuotas de IVA que se deducen a parte (modelo 303 trimestrales).

Se incluyen en esta partida, las primas de seguros que cubren los riesgos de trabajar como ciclo_mensajer@ (accidente, responsabilidad civil, asistencia sanitaria, defensa jurídica…). También se podría añadir los gastos de viajes en transporte público para desplazarte desde tu casa a la zona asignada de trabajo y viceversa.

Si eres propietario de tu vivienda, podrías incluir parte del IBI de la casa, siempre que hayas comunicado a la Hacienda (AEAT) que parte de la vivienda habitual está afecta indirectamente a la actividad como oficina ( ver apartado de casos particulares "vivienda habitual").

Recuerda que no son deducibles las multas, sanciones, ni los recargos por presentar o pagar fuera de plazo.

Cabría deducirse la tasa por matricular la bici en aquellos Ayuntamientos que tienen este servicio (por ahora voluntario).

Intereses del aplazamiento de las deudas con Hacienda por IRPF o IVA. Los intereses de financiar a plazo las compras necesarias para la actividad de ciclomensajero. Incluso se podría añadir los intereses del préstamo hipotecario de la compra de la vivienda en el porcentaje en que está afecta la vivienda como oficina.

Los bienes que se utilicen por un período superior a un año como instrumentos de trabajo o medios de explotación, no se pueden deducir de golpe en el año de compra, hay que deducirlo año a año en un porcentaje del precio de compra (excluido el IVA) hasta llegar al 100%. Estos porcentajes máximos de deducción anual son:

Bien % anual máximo
Bicicleta (y otros elementos de transporte) 32%
Útiles y Herramientas 60%
Ordenador y programa tipo Office 52%
Maquinaria 24%
Inmuebles 6%
Resto de bienes 20%

NOTA: Como excepción, podrás deducirte el 100% en el año de la compra si se trata de bienes nuevos que tengan un valor unitario no superior a 300,00 euros.

Al indicar en la declaración de la Renta el criterio de imputación de cobros y pagos, no hay que incluir nada en esta partida. En caso de no marcar la casilla de cobros/pagos, se podrá deducir los ingresos no cobrados si han pasado 6 meses desde el vencimiento o si el cliente está declarado en concurso de acreedores.

En las declaraciones de pagos fraccionados (modelo 130) no olvidar añadir como gastos en la casilla [2], en concepto de “provisiones deducibles y gastos de difícil justificación”, sin necesidad de justificar, un 5% del rendimiento neto positivo (ingresos -gastos antes de añadir este concepto de “difícil justificación”), sin que la cuantía pueda resultar superior a 2.000 euros anuales.


CASOS PARTICULARES DE GASTOS DEDUCIBLES.

A continuación, se analizan una serie de gastos típicos del ciclomensajer@ y se contesta si son o no deducibles.

 

VIVIENDA HABITUAL

Hacienda considera que no se prestan desde un establecimiento los servicios para cuya prestación intervengan vehículos de tracción mecánica. Por ejemplo: la actividad de transporte, mensajería y recadería, por tanto, no se podría deducir ningún gasto relacionado con la vivienda porque no estaría correlacionado con los ingresos de estas actividades.

Pero no está todo perdido, Hacienda define “local indirectamente afecto a la actividad” como la edificación en que la actividad en sí misma no se realiza pero es necesaria para que la misma se pueda desempeñar, por ejemplo, centros de dirección, oficinas administrativas, almacenes, depósitos... Conclusión, se podrá deducir parcialmente algunos gastos de la vivienda siempre que se declare la misma como parcialmente afecta a la actividad. Hay que comunicarlo en el modelo 037, poniendo los metros cuadrados y el porcentaje que representan estos metros respecto al total de la superficie total de la vivienda habitual. No obstante, deberemos contar con una habitación que pueda ser utilizada única y exclusivamente para el trabajo, no vale la afectación parcial del salón o del dormitorio. Además, si se trata de una vivienda en propiedad debe figurar en el libro de bienes de inversión.

Si has comunicado en el modelo 037 la vivienda afecta indirectamente a la actividad económica, podrás deducirte, al menos en parte, los gastos de suministros de la vivienda (agua, gas, electricidad, telefonía e Internet) y los gastos ocasionados por la propiedad o alquiler de la vivienda (amortización del precio compra o las cuotas de alquiler pagadas, los intereses y comisiones del préstamo hipotecario, los gastos de comunidad de propietarios, las reparaciones en la vivienda, el IBI, la tasa de basuras, las prima de seguro de la vivienda...).

Los gastos de suministros de la vivienda serían deducibles en la proporción siguiente:

30% x (metros cuadrados vivienda destinada a la actividad / superficie total vivienda)

Podrías aplicar un porcentaje superior si pruebas una jornada semanal de trabajo de más de 50,4 horas, ya que el porcentaje del 30% sale de 50,4 horas semanales de trabajo sobre 168 horas que tiene la semana.

Los gastos de propiedad o alquiler de la vivienda son deducibles en la proporción siguiente:

(metros cuadrados vivienda destinada a la actividad / superficie total vivienda)

IMPORTANTE: En el caso de vivir en una casa alquilada hay un “pequeño problema”. Al comunicar que la vivienda va a estar parcialmente afecta a una actividad económica, Hacienda exigirá que pagues IVA del 21% por el alquiler. No se paga IVA en los alquileres destinados directa y exclusivamente a vivienda. Dado que el ciclomensajero destinará parte de la casa como oficina, el arrendador debe repercutir IVA sobre el arrendatario. Además solo podrás deducir en el modelo 303 las cuotas de IVA soportadas por este arrendamiento en la proporción en la que utilice la vivienda para la actividad económica.

 

ALIMENTACIÓN

Es necesario que el gasto de manutención (alimentación) se haya incurrido en el desarrollo de la actividad económica del autónom@, es decir, no vale deducir comidas en días no trabajados, ni comilonas por fiestas o momentos de ocio con amigos. Los mayores conflictos con Hacienda para deducir las comidas se producirán en probar la vinculación del gasto con la actividad económica, hay que tener en cuenta que comer es inherentes a toda persona con independencia del desempeño de una actividad económica. Además los pequeños gastos de manutención quedarían incluidos automáticamente (en estimación directa simplificada) en la reducción del 5% de los rendimientos netos "por gastos de difícil justificación". En una comprobación a un autónomo por la Agencia Tributaria (mayo 2019) se indicaba:

" (...) la necesidad de comer es universal al ser humano independientemente de su actividad profesional, pues es imprescindible para el mantenimiento de la vida. Por ello, la relación de estos gastos con la actividad y la obtención de ingresos debe ser escrupulosamente justificada por el sujeto pasivo.”

El TSJ de Castilla- La Mancha (sentencia 15/07/2003 nº 694/1999 FJ 4º) reconoce que no es exigible una acreditación individual de que cada gasto esté vinculado con la actividad económica, se puede llegar a la convicción de la existencia de la vinculación mediante una serie de indicios que permitan ofrecer al menos una apariencia de que con carácter general tales gastos se realizan en el desarrollo de la actividad, entre otros, las comidas se desarrollan en lugares donde se realizan trabajos y en días laborables. Es fundamental no deducir facturas claramente no vinculadas a la actividad económica, para evitar dudas razonables sobre todos los gastos deducidos, introduciendo la duda de que el contribuyente ha aprovechado las dificultades probatorias para incluir gastos puramente particulares, lo que haría imposible creer en la leal actuación del autónom@ en relación con ninguna de las facturas incluidas, y surgiría la duda sobre todas ellas, quedando solamente la posibilidad de acreditar individualmente de que cada gasto esté vinculado a las actividades.

Cuando el gasto se realice en la localidad donde está situada la actividad económica, cabría justificar la necesidad del gasto para que la pausa de la comida dure el tiempo mínimo para que se pueda reemprender la actividad económica de forma inmediata. En cambio el gasto en comida que corresponda con un desplazamiento a un municipio distinto requiere de una prueba de la vinculación a la actividad para evitar que puedan deducirse gastos personales o de ocio.

Además existen requisitos legales específicos para los gastos de manutención:

(i) Deben ser consumiciones en establecimientos de restauración y hostelería (Bares, Restaurantes, hoteles...), por tanto, quedan excluidos los gastos de alimentación de compras en supermercado;

(ii) Deben pagarse con un medio electrónico de pago (tarjeta del banco o pago con móvil); y

(iii) Se fija un límite máximo diario de 26,67 euros. 

Recuerda que el medio prioritario para documentar el gasto es una factura con tu nombre completo y NIF, por ejemplo, si vas siempre al mismo restaurante, te puede hacer una factura por todas las comidas del mes. 

 

ROPA

La ropa que va a adquirir un ciclomensajer@ no tiene el carácter de ropa específica de la actividad económica, como sí sería el caso del uniforme de un policía o bombero. Hacienda no va dejar deducirse gastos de ropa que se puede utilizar para trabajar y para momentos de ocio. A pesar de este criterio oficial, puedes colar algún gasto de ropa de vez en cuando, como unas zapatillas deportivas, un maillot o culot, pero es importante que sean pequeñas excepciones dentro de la lista de gastos deducibles que deben percibirse como necesarios y de uso exclusivo para la actividad de ciclomensajer@. 

 

BICICLETA U OTROS MEDIOS DE TRANSPORTE

En relación a la deducibilidad de los gastos derivados de la compra de un medio de transporte, así como los de su mantenimiento, reparaciones o utilización (combustible, peajes, parking público...), es necesario que el vehículo tenga la consideración de bien afecto a la actividad económica del ciclomensajer@.

En relación a la afectación de una bicicleta a la actividad económica, se consideraría afecta si fuese utilizada para necesidades privadas de forma accesoria y notoriamente irrelevante. Habría que justificar que el uso personal de la bici es solamente en días u horas inhábiles durante los cuales se interrumpe el ejercicio de la actividad de ciclomensajero. Si tienes varias bicicletas es más fácil justificar el uso accesorio y notoriamente irrelevante de la bicicleta de trabajo.

En relación con un ciclomotor o motocicleta, solo se considera afecto si se utiliza de forma exclusiva en el ejercicio de la actividad económica. No obstante, se podrá entender afecto, aunque se utilice también para necesidades privadas, si es un “vehículo mixto destinado al transporte de mercancías”. Se define un "vehículo mixto" como un vehículo de motor especialmente dispuesto para el transporte, simultáneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de nueve incluido el conductor, y en el que se puede sustituir eventualmente la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adición de asientos. Por su parte, se define "mercancías" como todo género vendible, o cualquier cosa mueble que se hace objeto de trato o venta o cosas adquiridas por la empresa y destinadas a la venta sin transformación. 

Se puede concluir que será deducible la compra de la bicicleta, ciclomotor o motocicleta, pero recuerda que se deduce vía amortización (32% al año), es decir, podrás deducirte en el IRPF el precio (sin incluir la cuota de IVA) a partes iguales en 3 años, un mes y 30 días. Cabe deducirte todo el precio en el mes de la compra si es un elemento de transporte nuevo y su valor no excede de 300,00 euros. Los demás gastos generados por el elemento de transporte (combustible, mantenimiento, limpieza y reparaciones) serán deducibles cuando se generaran en el desarrollo de la actividad económica y no por necesidades privadas. En el caso de vehículos a motor es práctica habitual del inspector rechazar el gasto si no se especifica la matrícula del vehículo destinatario de los servicios y bienes adquiridos (reparaciones, gasolina...).

No olvides tener el vehículo registrado en el Libro Registro de Bienes de Inversión y Libro Registro de Gastos. 

NOTA: En caso de que el vehículo usado para desarrollar la actividad de transporte de mercancía, lo tengas en alquiler, es decir, no eres propietario del mismo, no cabe considerarlo afecto, pero se podrá deducir las cuotas de alquiler en base al principio de correlación de ingresos y gastos, es decir, son deducibles aquellos gastos respecto de los que se acredita que se han ocasionado en el ejercicio de la actividad (necesarios para la obtención de los ingresos). 

Recuerda que siempre el uso particular debe acreditarse que es accesorio y notoriamente irrelevante.

 

ORDENADOR, IMPRESORA Y PROGRAMAS TIPO OFFICCE.

Se podría justificar la deducibilidad del precio de compra de un ordenador, impresora y programas informáticos tipo officce, si se utilizan para la gestión administrativa de la actividad económica (registro de facturas expedidas y recibidas, altas y bajas de turnos de trabajo, gestión de material de trabajo, comunicados vía email con los clientes). A pesar de la utilización simultánea para fines particulares, se podría indicar a Hacienda que es en días u horas inhábiles durante los cuales se interrumpe el ejercicio de dicha actividad.

Recuerda que al ser bienes de uso plurianual, el gasto se deduce vía amortizaciones (52% anual), salvo que sean adquiridos nuevos y su valor unitario no exceda de 300,00 euros que se podrán deducir al 100% en el año de compra.

 

MÓVIL

Si utilizas el mismo teléfono móvil en tu actividad como autónomo y en tu vida personal, no podrás deducirte el gasto de compra, ni los gastos del uso del móvil aunque sea para la actividad económica. Por el contrario, si tienes un móvil para el trabajo, tienes la posibilidad de desgravarte la compra vía amortizaciones (52% anual) o todo de golpe en el año de compra si es nuevo y no supera los 300 euros, así como los gastos que genere el móvil que solo utilizas para trabajar (V3151-19 13/11/2019). 

Por lo tanto, te interesa disponer de dos teléfonos, uno para la actividad profesional y otro para la vida personal. 

El teléfono fijo con oferta fusión donde va incluido wifi y TV, no te lo dejarán desgravar.